shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0,00
View Cart Check Out

UDLM 3C – Ath. Juval

UDLM 3ª Cadete 4 - 1 Ath. Juval
30 Sep 2018 - 18:30Alejandro Martín

Durante muchos siglos, el reloj de arena fue el símbolo de perfección a la hora de medir el tiempo. Constante, fluído e imparable, así era, y es, el paso de los granos de un cuerpo a otro. Parece que el Cadete de Emilio ha empezado la temporada como un reloj de arena o, si se prefiere, como una gota malaya, que va desgastando al rival hasta que termina claudicando.

Juval fue la tercera víctima de un equipo que empieza a caracterizarse por su solidez defensiva y su buen hacer en ataque, algo que no tardaron mucho en comprobar los visitantes. Cuando había transcurrido poco más que un minuto, un centro desde la banda derecha de Marcos fue recogido en el segundo palo por Curro, que tuvo tiempo para acomodarse el balón y fusilar al portero. La primera gota ya había caído.

Y eso que los blanquirrojos trataron de evitar la tortura y merced a una falta lateral, muy bien colgada y muy bien peinada en el punto de penalti, colocaron el empate en el luminoso. Pero la gota malaya no para, es incansable. Un saque de banda de Juan San Román desde la banda izquierda no fue bien despejado por la defensa y Javi, el más listo de la clase, cazó el balón suelto en el área para poner el 2-1 en el marcador.

Los ‘moscovitas’ olieron sangre y se fueron a por su rival para dejarlo noqueado antes del descanso. Un nuevo saque de banda de Juan, esta vez desde banda derecha, dejó a Marcos, que había hecho un magnífico desmarque, solo delante del guardameta rival que se vio superado por una sutil vaselina del espigado centrocampista.

Tras el descanso, tocaba darle la vuelta al reloj, tocaba seguir con el plan. El buen planteamiento defensivo y la intensidad de los 18 jugadores que estuvieron sobre el césped echaron por tierra cualquier amago de rebelión. Sólo la falta de precisión en los metros finales impidió que el daño del cuadro rival fuese aún mayor.

En los últimos minutos, Juan pasó de ser asistente a asistido y aprovechó el rechace de un córner botado desde banda izquierda para poner el definitivo 4-1 en el marcador con un extraño remate mientras caía. El plan se había cumplido a la perfección. La victoria estaba en el bolsillo.

Con la sólida y contundente victoria sobre el Atlético Juval, los chicos de Emilio siguen con pleno de victorias y la moral intacta antes de la visita al Puerto de la Torre, líder del grupo y uno de los candidatos al ascenso. Preparen los relojes de arena…