shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0,00
View Cart Check Out

Crónica UDLM 2ª Infantil vs Pto. Malagueño: Agarrón a la escalada

Los moscovitas comienzan la segunda vuelta certificando la mejor racha de victorias consecutivas de la temporada, que se amplía a cuatro, y se suma con fuerza a la parte alta de la clasificación con todas las opciones de competir por todo y contra todos en este tramo de liga. 

La UD La Mosca supo agarrarse  a la victoria en un partido muy engañoso, que podría haber sido una trampa para la escalada moscovita en la clasificación. 

El Puerto Malagueño, equipo al que se le venció 0-5 en la primera vuelta, llegaba al Alejandro Martín sin perder desde noviembre, con un balance de puntos  como visitante mejor que el moscovita y solo a tres puntos en la clasificación. 

El joven conjunto portuense se plantó como todos los equipos que visitan la barriada: serios, plantados atrás para buscar la espalda de la defensa local con balones largos para su delantero centro David Arance. Ese plan por suerte no obtuvo premio, puesto que Camas, Raúl e Ignacio no cedieron en todo el partido. 

No obstante, el 19 visitante sí aprovechó un balón suelto en el área en un barullo para girarse con calidad y cruzar a la portería de Fer, y así adelantar a los visitantes en el minuto 20. 

Abordaje express

Un tiro, un gol en contra. Una vez más, el fútbol no era justo con los moscovitas, que aunque llevaban unos minutos algo desconectados del balón, habían comenzado el partido con buen tono ofensivo, generando ocasiones y con un palo de Luciano tras balón filtrado por Camacho en banda derecha. Y unos minutos antes, Villegas estuvo a punto de marcar al palo corto una bonita jugada colectiva. 

Pero el empeño no cedió pese al contratiempo y la segunda unidad del banquillo reactivó la dinámica ofensiva del equipo, destacando la intensa actividad del debutante Porcel, que en pocos minutos punzó la banda derecha para asistir y provocar un fallo en una salida fuera del área del portero Daniel Jiménez, que le derribó en el mano a mano.

En el lanzamiento de falta, Carlos Camacho puso un gran balón en el área pequeña a Luciano, que se había zafado por velocidad del defensor, y solo tuvo que rematar sin saltar de cabeza al palo largo. Sexta diana del 5 local en liga para lograr un empate más que justo. 

Y en la siguiente jugada de ataque, una ratonería en línea de fondo de Camacho terminó en agarrón claro del defensa sobre el siete, que la colegiado Alba Martín no dudó en pitar. Y menos incertidumbre puso Raúl al disparo desde los once metros, con un potente tiro al centro de la portería, para llegar al descanso por encima del marcador y con capacidad de reacción confirmada para remontar lo antes posible. 

Bestia verde

La segunda parte fue más oscura, directa, aérea y roma. El Puerto Malagueño quería, ponía empeño, pero no tuvo presencia en campo moscovita con chance de peligro real. 

La Mosca no fue tan constante en su juego como en la primera parte, pero no le perdía la cara a los duelos y de vez en cuando encontraba aire a favor en la banda derecha, a través del eje Raúl-Luciano-Camacho, que fueron los que manejaron la mayoría de la posesión local, pero el resto del once no se pudo sumar en la asociación de la pelota. Pero Nikita brillaba entre líneas y Quesada era eficaz compañero para el cortafuegos. 

El partido no estaba cerrado, pero la historia se repite. Se repite en el mismo partido, porque no es habitual tener dos penalties a favor por agarrón, pero tan claro fue el segundo como el anterior. 

Y se repite de vuelta a vuelta, puesto que Alessandro tiene víctima favorita, equipo fetiche, para poner la guinda al pastel antes de que se volviera amargo: como en la primera vuelta, su presión incansable le hizo ganar una disputa de balón en línea de fondo y recibir un nuevo agarrón visitante, demasiado evidente, que él mismo certificó con frialdad de killer desde los once metros. Cuatro penalties a favor frente al mismo equipo en liga y cuarta victoria seguida.

Leave a Reply