shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0,00
View Cart Check Out

Crónica CD Estepona F. BAS. vs UDLM 2ª Infantil: Semáforo en verde

Séptima victoria consecutiva de los infantiles de De la Plana y Lozano, frente a un poderoso Estepona al que se le muerden tres puntos en su estadio, en una prolífica jornada donde han pinchado los inmediatos perseguidores de los moscovitas y están al alcance de un partido.  

Dejen paso, por favor. Carril derecho. No interrumpan. Un misil viene por la izquierda. Está cerca. Pero cuando llegue, no va a parar. 

Va a seguir adelante, dejando atrás a quién encuentre en su camino. 

Después de siete etapas seguidas, la energía es imparable, el motor carbura y el depósito no consume, se rearma de moral y se plantea la nueva meta.  

Los seis retos anteriores eran distintos: el partido de Estepona en casa fue especialmente duro. Los costasoleños visitaron el feudo moscovita en tercera posición, pero la UDLM 05 era líder en la tabla. El partido comenzó con el gol más rápido de la temporada, pero se truncó durante el partido y hasta la fatalidad de un  penalty repetido y posteriormente marrado fue el punto de inflexión de la mala racha de seis partidos sin ganar. 

Era el partido marcado para demostrar que la mejoría era seria, que la rampa se había superado. Y el resultado final certifica la actitud y determinación del grupo: victoria por 1-2 para meter al equipo de nuevo en el grupo delantero. 

Cuando comenzó el partido, se demostró que la ambición vestía de blanquiverde. Defensa adelantada, determinación ofensiva, presión alta a un equipo rápido, que no renunciaba a la salida de balón jugado desde atrás. 

Pirelli

Alessandro amargó a la defensa rival desde primera hora, bajando los balones que intercalaba Fer en largo, y desafiando con las disputas en tres cuartos de campo frente a los esteponenses. Desquició al once y al banquillo local, que ya protestaba al frágil e inseguro árbitro. 

El dominio visitante se cristalizaba en balones que buscaban la espalda de la defensa local , pero la rapidez de los laterales impidió que unos activos Manu Sánchez y Luciano pudieran tener opciones más claras cerca del arco, a pesar de que trazaban los desmarques con peligro. 

A la contra, tenían claro que sus opciones pasaban por transiciones rápidas y progresiones por banda, que fueron eficazmente cortadas durante la primera hora, con una atenta y ágil defensa moscovita. 

La presión alta persistía, la pelota volvía a las calzonas verdes, el dominio era claro, aunque el marcador no hizo justicia hasta el minuto 25, cuando Rueda tras una bonita ocasión por la izquierda, recogió un balón robado por Luciano en la otra banda, asistió para Alessandro  que en lugar de finalizar amagó el tiro y sirvió a Fran para que éste rematara con la zurda una preciosa jugada colectiva. Cero a uno.

A pocos kilómetros de su residencia veraniega, nuestro “Pirelli” demostró que la potencia italiana es compatible con el control. 

No todo fue verde, de todas formas. La primera parte se hizo larga, la presión alta cedió y los últimos cinco minutos La Mosca defendió diez metros más atrás, permitió recibir y girar a los incisivos locales, que mordían para empatar antes del descanso. 

Tampoco les hizo falta generar muchas ocasiones para ello, por desgracia. El bueno de Fer, activo sin balón y certero en el control y saque (como su tío Carlos, poseedor del gen familiar Ortiz de la portería y presente en el partido), no pudo hacer nada en el gol local. 

Una falta lanzada al área de manera frontal, cayó muerta en el punto de penal y la poca contundencia la penalizó el 8 local para volear sin oposición para cruzar la bola y besar las mallas. 

Era el minuto antes del descanso y se antojaba poco premio para el esfuerzo visitante. 

Abarth

Más igualada fue la segunda mitad, más alargada y más física. El centro del campo se volvió opaco y las áreas tenían mucho tráfico en sus rotondas, pero las ocasiones seguían siendo aisladas por ambos lados. 

La más clara hasta el desempate fue una ocasión local que desbarató Álvaro tres pasos adelante de la línea de gol, en un tiro que culminaba una bonita combinación local por la izquierda. 

Pero el gol decisivo, el moscovita, fue tras balón parado, donde el rechace de la defensa local se disputó y ganó para poder que éste cayera donde debía: al pequeño, listo y letal, potente y elegante a la par Carlos Camacho, que cruzó para poner justicia tres meses después. Era el mismo minuto de la primera parte, el 25. Quedaba un cuarto de hora. De vida eterna. 

Si fue fuera de juego, el penal de la primera vuelta vuelta no debió repetirse. Elijan su propia versión. Pero la realidad fue que el partido estaba casi cerrado, pero en la protesta, el árbitro expulsó a un jugador local. 

Volvo

Casi, porque para disfrutar más hay que sufrir, y faltaba todavía certificar que el partido se decidía en las áreas. 

Álvaro hizo una de las paradas de la temporada al reaccionar lleno de reflejos y seguridad un remate a bocajarro en los últimos minutos. Esta vez, por el lado derecho. 

Cierre el suyo a una meritoria actuación individual y global de un equipo que crece en confianza y que encara retos preciosos en próximas jornadas. 

Si logra vencer a Roma Luz, además de vengar otra cuenta pendiente, igualaría la mejor racha de victorias de la competición, en poder del Marbella Paraíso. 

Del resto, hablaremos cuando el bólido supere la próxima etapa. Cedan el paso, por favor, que vienen sin frenos. 

ALGUNOS DATOS…

Camacho iguala a Óscar y Luciano como máximos goleadores del equipo (7 tantos). 

Fran marcó el segundo gol de la temporada a pierna cambiada de todo el equipo (el primero fue Álex Rueda). 

Primer gol encajado por Fer en los últimos minutos de la primera parte en toda la temporada. 

Alessandro iguala con Manu Sánchez como segundo máximo asistente del equipo (3 pases de gol). Lidera Camacho (7 en total). 

El Estepona rompe una racha de cuatro victorias consecutivas. 

Solo el Málaga CF y la Mosca han vencido a domicilio en Estepona y le han marcado más de un gol. 

Leave a Reply