shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0,00
View Cart Check Out

Crónica Atl. Benamiel CF vs UDLM 2ª Infantil: Febrícula del sábado tarde

Brillante trabajada victoria moscovita, la quinta consecutiva de los pupilos de De la Plana y Lozano, basada en un destacable trabajo defensivo durante todo el partido y una ambiciosa segunda parte, donde el zurdazo de Fran hizo justicia a la superioridad manifiesta moscovita. 

Lucha de titanes se esperaba en el Tomillar y para nada defraudó el partido. En la ida, la contención física y la potencia de los amarillos puso en apuros la victoria local, por lo que el partido demandaba esfuerzo máximo. 

Las bajas por distintos motivos de Mario, Quesada y Villegas, así como la debilidad física por enfermedad de Raúl y Luciano suponían un reto para contrarrestar la fuerza área de Zalazar y la potencia de Lawal. 

Omeprazol

El equipo local empujó desde el primer instante, eso sí, con recursos claros y limitados. Balones frontales, directos, buscando la potencia de su nueve y forzando balones parados para subir a sus centrales torres. 

Pero la defensa blanquiverde estuvo efectiva y tajante, principalmente Ignacio, Nikita y Alejo por arriba, y Camas y Rueda por abajo en numerosas ayudas en cobertura defensiva. 

Alvaro estaba protegido por un once muy ordenado, que no podía salir con el balón jugado de su campo y que solo descansaba un poco lanzando balones en largo a Alessandro, Camacho y Manu, pero no duraba mucho la posesión visitante. 

El punzamiento visitante continuo, a pesar de la seriedad defensiva, pudo crear dolor de cabeza en dos jugadas, pero se encontraron con un Álvaro seguro y eficaz: un despeje de puños y sobre todo, un mano a mano que despejó con el pie en la mejor jugada local del partido, llevaron al partido al descanso con gafas en el marcador. 

Bastinazo

Sentó de maravilla el descanso a los blanquiverdes. Desde el inicio de la segunda, el virus del empuje local se mitigó con medicina natural moscovita: robos de balón y asociación del mismo,, que estuvo en el suelo y a favor quizás por más tiempo que en ningún otro partido de esta temporada, infectados por la eficacia de la defensa, con el centro del campo crecido y surtiendo de balones a unos listos delanteros que jugaron de espaldas y buscaron las bandas como este equipo sabe hacer. 

La fiebre local desaparecía y se imponían las píldoras de calidad. Toscano y Guerrero repartían recetas de robos y asistencias, para que Camacho comenzara a provocar migraña al portero, Manu punzaba el área, Alessandro sigue creciendo jugando de espaldas y el debutante Nene incordiaba a la defensa local y se asociaba muy bien con el resto del equipo. 

Las jugadas a balón parado y las ocasiones eran todas visitantes. Fran y Luciano hicieron suya la banda derecha. Camacho y Manu remataron con mucho peligro en dos buenas ocasiones elaboradas, pero el gol llegó en el rechace de un córner, en la frontal del área, con una volea de zurda que se coló por encima del portero local. Un bastinazo del 19 para romper las tablas. 

Inyección de moral merecido para un compacto bloque, que pudo senteciar con un segundo gol en siguientes jugadas, pero que además, se mantenía firme en defensa. Ignacio, Nikita, Alejo, Camas, Rueda, Nenito,  todos escoltaron defensivamente a Fer en la segunda parte sin necesidad de pasar grandes apuros. Raúl, diezmado, no pudo ayudar en la segunda parte. 

Ni siquiera el caldo casero tarjetero del árbitro, cargando de amarillas a los moscovitas, tembló el pulso saludable de los chavales, que seguían mordiendo con la pelota en los pies. 

El Benamiel no ha sido capaz de marcar gol en ninguno de los dos partidos disputados. 

Merecidísimo triunfo fraguado por la amplia superioridad de la segunda parte, gracias a la consistencia defensiva y a la creciente creación de juego incisivo. 

Quinta victoria consecutiva, la mejor racha vigente de la competición, que engancha a La Mosca de nuevo entre el top de la liga, aumentando la confianza individual y colectiva. Que no baje la febrícula por este equipo!

Leave a Reply